"Un pan abajo del brazo"

Editorial de Héctor Huergo en Clarín Rural del 1 de diciembre de 2018

Esta semana, el trigo siguió siendo portador de buenas noticias. Para los productores y para el país. Todo lo que es bueno para el agro, es mejor para la sociedad en su totalidad. Una buena cosecha tiene un enorme efecto de difusión, desde la periferia al centro. Mejora la salud macroeconómica por mayor ingreso de divisas, mejora la actividad en especial en el interior, y rápidamente llega a las ciudades.

Bueno, ya están a pleno las cosechadoras. Levantaron el 30% del trigo y la semana próxima llegarán a la mitad de una campaña que arrojará casi 20 millones de toneladas. Viene con un pan abajo del brazo. Es la mirada del vaso medio lleno. Hablemos de la otra mitad, que es la que todavía no producimos.

Nuestros rindes están lejos, todavía, de los grandes especialistas en trigo. En particular, los países europeos, encabezados por Francia, donde el rinde nacional está en 74 quintales. En la Argentina recién estamos llegando a magros 30 quintales, aunque con una enorme dispersión: hay productores que ya se estabilizaron por encima de los 50 y varios que ingresaron al club de los 100 quintales en los fabulosos campos del sudeste, entre Chapadmalal y Necochea.

Leer má...

Información adicional

Copyright © 2013. Todos los derechos reservados www.laindustriaverde.com.ar